Somos semillas!! Semillas Nativas!

Semillas que estamos volando sin tiempo, ni distancias, solo buscando donde poder germinar…
Y así fue como llegamos de la mano de Slow Food Italia el año pasado entre setiembre y octubre. Donde,todo fue un regalo, encontrarnos con tantos pares activando en silencio la trama del campo social generativo, cada uno desde su lugar ser y hacer, y con la convicción de cuidar todo aquello que la naturaleza nos da en abundancia y generosidad, haciendo la verdadera permacultura, la cultura permanente.

En ese viaje decido el re-encuentro con mi amiga Marina Seghetti, una felicidad de verla a ella y a sus 3 niños ya casi adultos que fueron compañeros de mis hijos.

Esto, fue todo un desafío para mi ya que era la primera vez que iba a Europa, además ver y vivir la ciudad de mi abuelo…

Recuerdo… como un cuento, la espera de mi amiga en la estación de tren donde el sol de ese otoño era cálido, donde el abrazo se hizo infinito, cosa que aun continua… Caminando por las callecitas pintorescas y plazas de Florencia, después de mirarnos a los ojos comenzamos a contarnos en que estábamos en ese tiempo presente.

Ella me cuenta de ParamitaLab, donde se abren las puertas para un viaje interior que posibilita fluir hacia afuera en acciones concretas, hacer acción sobre los corazones.

Y yo le cuento cual era el fin y accionar de FloreSer en este espacio que hoy nos toca custodiar y sembrar.

Y entre lágrimas, emociones y palabras desbordadas de pasión; sin saber, se estaba gestando algo súper mágico. Donde su camino y el mio se volvían a unir con el nombre FloreSer. Lo espiritual de la naturaleza se plasma en nosotros seres humanos por medio de la acción sobre el presente aprendiendo los ritmos y su medicina (en mi caso) y lo espiritual volviendo a reconocernos como gran eslabón dentro de esta tierrita linda, sembrando, amor, compasión, expansión (nutrir el alma).

En abril, me llaman Marina y Francesca Violi para contarme que el fruto de nuestra charla, fue inspiración para un proyecto y que iba a ser presentado en la Universidad de Firenze.

Mientras tanto Marina venia contándome y siendo la guía de este nuevo andar. Como todo nuevo camino y dejando que el universo creara lo mejor para nuestro sueño… Surge… Que había una fecha de presentación del proyecto Y esperábamos expectante…

Pero como cada semilla tiene un tiempo de oscuridad para ver la luz, y como fue plantada muy bien para que enraíce, demoro un poquito mas en mostrarse.

Y hoy con gran alegría en este correo confirmamos Marina, Francesca y Yo, nuestra nueva prolongación, FloreSer en Italia de la mano de las mejores sembradoras de corazones.

Todo sueño es posible, hasta lo que a veces creemos imposible.
Solo el pensamiento, la buena intención y la acción hacen realidad lo que Soñamos.
Aquí parte del proyecto presentado. Pueden descargar aquí el PDF

Siempre agradecida a todos ustedes que acompañan desde todos los lugares.

No hay tiempo, ni distancia…