Pueyrredon 1498, Villa Maipu - Télefono: (011) 4754 2393 (011) 4519 6194

Mijo

Propiedades nutricionales del Mijo

  • Destaca por su aporte minerales como el hierro (más que el trigo), calcio, fósforo, silicio y magnesio.
  • Contiene gran cantidad de aminoácidos esenciales.
  • Es un pseudocereal muy energético.
  • Puede sustituir a la pasta o al arroz en la dieta.
  • Su aporte en proteínas es similar al trigo.
  • Vitaminas: contiene cantidades considerables de vitaminas del grupo B y vitamina A.
  • Debido a su bajo contenido en vitamina B3 se ha ganado una fama injusta en las dietas, pero esto no debería ser un problema porque ninguna dieta debe estar basada meramente en un solo alimento, y si la dieta está equilibrada, el mijo resulta un ideal complemento.
  • Por otro lado, su alto contenido en vitaminas B1, B2 y B9, triplica al de otros cereales.

Consumo recomendado en la salud

  • Es ideal para personas con desgaste físico severo, como deprotristas de alto rendimiento o que tengan mucha actividad física en su actividad diaria.
  • Muy recomendado para mujeres embarazadas y en periodo de lactancia por su gran aporte de hierro.
  • Recomendado para regenerar y mantener saludable el sistema nervioso.
  • Su consumo ayuda a quienes padecen estrés o debilidad.
  • Ideal en las dietas vegetarianas, veganas y celiacas.
  • Muy nutritivo en la dieta de los niños y personas mayores.
  • Ayuda a combatir anemia y clamabres músculares.
  • Es un excelente remedio para fortalecer la piel, el cabello, las uñas y los dientes.

Mijo en la cocina

  • Tiene un sabor suave, el cual va bien para postres, sopas, guisados, etcétera.
  • Usarlo es muy fácil, pues tiene los mismos usos que el resto de granos integrales. Si vas a usarlo, procura remojarlo antes para que se ablande.
  • El mijo va bien con ingredientes de sabores intensos como el tamari, la cúrcuma, las algas, etcétera.
  • Debido a que es un cereal muy energético, es muy recomendado incluirlo en el desayuno con el muesli o en algún licuado con frutas.
  • Es especialmente bueno en invierno por aportar muchas calorías, y aquí se puede utilizar en muchas sopas, cremas y guisados (ver recetas en la revista de esta página).
  • En primavera y verano lo recomendable es acompañarlo con ensaladas frescas.

 

Ahora! A probar recetas y buen apetito, Ale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *