Pueyrredon 1498, Villa Maipu - Télefono: (011) 4754 2393 (011) 4519 6194

Homeopatía para nuestros animales

Querida Anahi! gracias por compartir con tanta generosidad todo lo sabes y las experiencias enriquecedoras con todos eso seres con los que compartís cada día!!! Besos Amiga!!!!! 

 

Muchas personas, aún estando bajo tratamiento homeopático, no han pensado en atender a sus perros, vacas, caballos, conejos, aves o gatos con este tipo de medicina.

¿Cómo podemos comprender qué es la Medicina Homeopática?

La homeopatía es una medicina vitalista, no mecanicista, cuyo punto de vista sobre lo que es la salud, la enfermedad, y la curación, es diferente y con características propias.

El médico homeópata y el veterinario homeópata enfocan la salud, la enfermedad y la curación desde una óptica distinta, ya que la medicina homeopática se basa en otros referentes con características propias. Por esta razón, nos cuesta pensar este acercamiento porque no tenemos los referentes adecuados para poder pensarlo. Cuando se entra en discusión respecto de este tipo de medicina, es por ignorancia de los factores, por información inadecuada (falsos homeópatas que venden tratamientos), malas experiencias o porque no se tienen los referentes necesarios para poder comprenderla.

El Doctor Hahnemann, a principios del siglo XIX, la desarrolló en base a leyes naturales, verificadas y verificables; con un método científico para comprobar la acción de los medicamentos; y, con una técnica precisa para determinar el diagnóstico y el pronóstico.

Christian Federico Samuel Hahnemann nació en Meissen, Alemania, el 11 de abril de 1755 y murió en París el 3 de julio de 1843. Logró expresar en esta Doctrina, una serie de realidades que siempre han existido. Su trabajo lo llevó a reunir y ordenar conocimientos que se encontraban separados y desordenados, principios ya descubiertos por otros médicos, sabios e investigadores; y recuperó el sentido trascendente de la medicina y de la tarea del médico, al enfocar a la Medicina como un “arte de curar”, pues volvió a unirla con el sentido de trascendencia que existe en los seres humanos. También, le dio un sentido trascendente a la salud, al darle a ésta el sentido de dotar al hombre del libre uso de sus instrumentos para que éste pueda usarlos y así cumplir con el alto fin de su existencia.

Cuáles son los conceptos de: “Enfermedad”, “Salud” y “Curación”.

La enfermedad es un desorden dinámico que el animal enfermo experimenta en los distintos niveles de su organismo: tanto en sus aspectos vegetativos como en los sensitivos, haciendo que se afecte desde el estómago hasta el estado de ánimo o viceversa.

Este desorden lo veremos a través de las distintas maneras de reaccionar frente a los estímulos, y en qué circunstancias aparecen estas reacciones. Veremos cambios de conducta: apatía, indiferencia, irritabilidad hasta cólera, o fastidio. Los homeópatas estamos entrenados para “percibir”, es decir, ver en profundidad, estos cambios del ánimo antes que se manifiesten los síntomas clínicos, lesionales o funcionales; pero a veces los dueños de los animales por no conocer que éstos cambios (que no son tan perceptibles al ojo no acostumbrado), son importantes, no les dan importancia y recién cuando el animal presenta signos clínicos más groseros hacen la consulta. Entonces, durante la consulta, recuerdan que hacía un tiempo lo notaban desganado, o no saludaba como siempre, o no quería jugar con la pelotita en el caso de un gatito o perrito, o dejaba algo de comida en el comedero a pesar que habitualmente comía muy bien, en el caso de un caballo, o que sus vacas lecheras sutilmente comenzaban a producir menos leche, o sus mamas iban infllamándose o tenían un pezón obturado.

Una de las llaves de la Medicina Homeopática, es la “prevención”.

Hahnemann propuso una observación distinta de los seres vivos, a la manera de los médicos de la antigüedad como Hippocrates, Paracelso, Avicenna, Rhazi, etc. Cuando Hahnemann se refiere a “cambios inmateriales” en la manera de ser y de obrar del paciente, hablaba de cómo observarlo, es decir, observarlo en profundidad, de cómo se manifiestan estos cambios, con qué signos y síntomas se expresan para que los podamos ver, en síntesis: ¿”Cómo nos habla el enfermo”?

En estado de salud, el animal se encuentra equilibrado y conserva todo el organismo de manera armónica, tanto en las funciones de la vida como en lo anímico. De este modo el animal puede utilizar libremente sus instrumentos, sin esfuerzo ni dolor.

Sabemos que los animales tienen memoria sensitiva, sentido común por medio del cual evalúan lo bueno y lo malo: por ejemplo la oveja que huye del lobo; también como nosotros tienen pasiones: tristeza, alegría, cólera; y también apetitos: deseos y rechazos, por lo cual buscan lo bueno y rechazan lo malo; y por estos medios podemos conocer cómo está cuando se siente bien o cuando se siente mal. No es raro que alguna vez el tambero nos haya dicho, hace unos días que las vacas están tristes, o se aíslan, o rechazan el alimento…

En los siglos VI y V antes de Cristo, en la franja colonial de la magna Grecia – Sicilia, Costa Jónica oriental y la Isla de Cos, nació la técnica médica basada en un conocimiento científico de la naturaleza, con cimientos en la fisiología -physis-. Este conocimiento científico fue impulsado por Hipócrates de Cos, nacido en el año 460 a.C, y a esta medicina posteriormente se la llamó: “Medicina Hipocrática”. A Hipócrates le decían “El Observador”. Introdujo el arte de la observación clínica como base necesaria para el diagnóstico patológico. Fue el primero en tratar pacientes y no enfermedades; definió claramente el principio de interacción del hombre y sus circunstancias y decía que el médico para ser buen médico primero debía ser una persona amable y buena. Además habló sobre el poder curativo de la naturaleza, entre otras cosas. En aquella época tenían presente la idea de UNIDAD, entre todos los seres del universo. Eran médicos humanitarios y humanistas, conscientes de su misión y su destino. Hanhemann se nutrió de este conocimiento, hablaba ocho idiomas y conocía la obra de los griegos desde muy joven. Él también atendió animales y tuvo discípulos directos que se entendían con los animales de distintas especies.

Los animales son parte de nuestro mundo y nos muestran un aspecto de éste; enseñándonos, compartiendo, cuidando, alegrándonos, hasta dan su vida por su amo; por lo que merecen nuestra mejor atención y amor.

Esta medicina se aplica a todos los animales. Funciona muy bien en el destete de los terneros y de los caballos, así como en los pequeños animales. También se está usando en algunos tambos donde se ha visto cómo disminuyó la mastitis sin tener que usar antibióticos, o en el ganado de engorde. Cada especie animal tiene su propia característica y su propio comportamiento, pero como la Medicina Homeopática atiende al todo, a la totalidad del sistema es perfectamente aplicable a las distintas especies con muy buenos resultados, sin intoxicación ni efectos colaterales por el uso indiscriminado de medicación química. Además es perfectamente compatible con otras terapéuticas con las que se complementa muy bien.

Experiencia

En mis comienzos como Veterinaria Homeópata fui contratada por el dueño de una granja en una localidad llamada General Rodríguez. Este señor producía leche, quesos y otros derivados de manera orgánica y quería probar cómo funcionaba la Homeopatía en su tambo. Era un tambo muy moderno y las vacas en general habían estado en buen estado de salud, con una producción normal. En el último tiempo algunas de las vacas tenian mastitis y no sabían como hacer para disminuir el uso de antibióticos.

Entonces atendí a este grupo de vacas como sí fuera un solo animal, es decir, tomé todos los datos posibles para conocer lo que en Homeopatía se llama el “Genio de la Enfermedad”. Traté el conjunto de síntomas que presentaban. En estos casos es difícil individualizar a cada enfermo, excepto en los tambos más pequeños. Con el grupo de síntomas que aparecieron, preparé un Medicamento Complejo o Compuesto, a pesar que de costumbre uso uno sólo. Pero en este caso con más de 60 animales, me manejé de manera práctica. Este medicamento estaba compuesto por tres remedios, lo preparamos en forma bebible y los pusimos en el bebedero diariamente durante un mes. Al finalizar el mes, realizamos análisis de la leche, y no se encontraron más infecciones. Además de haberse curado, evitamos el uso de antibióticos y sus efectos colaterales.

La Medicina Homeopática es suave, permanente, no agresiva, y con menos efectos colaterales y secundarios, es rápida, efectiva y se complementa muy bien con otros tipos de enfoques terapéuticos.

Anahí Zlotnik – Médica Veterinaria – MP 4746
Homeopatía – Masajes – Comportamiento
(00541) 4825-3709 / 11 5977 7873
www.relinchosysusurros.com.ar

 

Esta nota tiene 4 Comentarios

  1. 'Mabel dice:

    Hola doctora , tengo un pincher de aproximadamente 4 años .Mi pregunta es que le puedo dar para tranquilizarlo para este fin de año,porque le tiene miedo a los cohetes,se vuelve loco y no para de temblar casi parece tener combulciones. se le puede dar algo para tranquilizarlo? espero su respuesta gracias

  2. Manuel dice:

    Hola Dra. Como esta? Mi nombre es Manuel tengo una golden de 12 años, hace unos días tuvo una convulsión aparentemente, luego de tomar contal hoy le hicimos una resonancia y el informe llega recién mañana.
    Somos de villa sarmiento que podemos hacer?

  3. Recién veo tu pregunta
    Podes escribir a mi mail particular
    anahiz786@gmail.com
    Anahí Zlotnik

  4. Paula Fernanda López dice:

    Hola Dra. Anahí, buenas tardes!
    Tengo una perra Golden R. de 13 años de edad, muy sana mentalmente, con un tumor en el vaso y tiene muchoooo dolor x displasia/artrosis de cadera (pide colaboración p/que la incorporemos). Los analgésicos le han provocado gastritis. Necesito saber: si la puede tratar; cuál es su honorario; y en que zona atiende? Yo vivo en Pilar. Gracias, espero su rta.
    Saludos, Paula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *