Pueyrredon 1498, Villa Maipu - Télefono: (011) 4754 2393 (011) 4519 6194

Una semana extrema!!

Del calor abrumador y la lluvia interminable al llegar a casa después de manejar junto a Laura y las verduritas decidí buscar algo para leer y encontré esta magnifica Obra que me volvió e insistió en recordar nuevamente que delicado es este Universo ya que cuando uno se encuentra en el strees cotidiano pierde realmente el eje como me paso a mi al quedar atrapada en la inundación de la Panamericana! UF! pero agradeciendo que solo fue un tema de atascamiento general de 2 horitas bajo el agua!!!! jajaja

Aquí la reflexión de esa noche de tormenta…

Mauricio Maeterlinck (1862-1949), un abogado belga que dejó de lado la profesión para dedicarse a la escritura, bien puede considerarse uno de los libros sagrados de ese nuevo paganismo panteísta que identifica a Dios con la Naturaleza, y que considera la inteligencia humana como una de las múltiples expresiones de una inteligencia difusa que también se expresa en otros seres y en otros procesos.
Uauuu!!! que felicidad interna siento cuando se me presentan en libros o se me cruzan en materia mis propios pensamientos!!
Este es un regalo increíble, para poder leerlo en detalle! se llama La Inteligencia de la flores…
Bello Bello , como cada Ser que nos rodea!

Gracias infinitas por estar!
Ale y Equipo!

Aquí un párrafo para comenzar el encuentro de esta nueva semana y nuevo mes!

Quiero simplemente recordar aquí algunos hechos conocidos para todos los botánicos. No he realizado ningún descubrimiento y mi modesto aporte se reduce a algunas observaciones elementales. Es asombroso y invisible por momento todas las pruebas de inteligencia que nos dan las plantas.

Estas pruebas son innumerables, continuas, sobre todo entre las flores, en las que se concentra el esfuerzo de la vida vegetal hacia la luz y hacia el espíritu. No se encuentran plantas y flores torpes o desgraciadas, no saben lo que significa esto. Solo se encuentran enteramente
provistas de sabiduría y de ingeniosidad.
Todas se ocupan al cumplimiento de su obra; todas tienen el mismo objetivo… la magnífica ambición de invadir y conquistar la superficie del globo multiplicándose hasta el infinito y la forma de existencia que representan.

Para llegar a ese fin, tienen que vencer, la causa de la ley que las encadena al suelo, dificultad mucho mayor que las que se les presenta a la multiplicación de los animales.
Así que la mayor parte de ellas recurren a astucias y combinaciones, para poder atraer tipo objetivo de aviación y observación de los insectos, por ejemplo, precedieron con impecablemente a las invención y a los conocimientos del hombre.

Seria superfluo trazar el cuadro de los grandes sistemas de la fecundación floral: el juego de los estambres y del pistilo, la seducción de los perfumes, la atracción de los colores armoniosos y brillantes, la elaboración del néctar, absolutamente inútil para la flor y que esta no fabrica sino para atraer y retener al libertador extraño, al mensajero de amor, abejorro, abeja, mosca, mariposa o falena que debe traerle el beso del amante lejano, invisible… Ese mundo vegetal que vemos tan tranquilo, tan resignado, en que todo parece aceptación silencio,
obediencia, recogimiento, es por el contrario aquel en que la rebelión contra el destino es la más vehemente y la más obstinada.

El órgano esencial, el órgano nutricion de la planta su raíz, la sujeta indisolublemente al suelo.

Si es difícil descubrir, entre las grandes leyes que nos agobian, la que más pesada sobre nuestros hombros, respecto a la planta no hay duda: es la que la condena a la inmovilidad desde que nace hasta que muere. Además se rebelan mas que nosotros, que dispersamos nuestros esfuerzos para rebelarnos ante todo.

Y la energía de su idea fija, que sube de las tinieblas de sus raíces para organizarse y manifestarse en la luz de su flor, es un espectáculo incomparable.
Ellas ponen todo su Ser a un mismo fin: escapar por arriba a la fatalidad de abajo; eludir, quebrantar la pesada y sombría ley, libertarse, romper la estrecha esfera, inventar o invocar alas, escapar lo más lejos posible, vencer el espacio en que el destino la encierra, acercarse a otro reino, penetrar en un mundo moviente y animado.

¿ Es tan sorprendente que lo consiga, como si nosotros lográsemos vivir fuera del tiempo que otro destino nos señala, o introducirnos en un universo eximido de las leyes más pesadas de la materia?
Veremos que la flor da al hombre un prodigioso ejemplo de insumisión, de valor, de perseverancia y de ingeniosidad.

Estas son flores que viven en mi jardín!

Y… como seguimos creciendo para llegar a ser como una Flor por su color, su belleza, sus formas sus aromas y principalmente por su naturaleza esencial!

mis flores

mis flores dos
Para empezar quería agradecer la paciencia ya que la pasada semana tuvimos que suspender un día el reparto por la lluvia que nos afecto a la mayoría directa o indirectamente.

También por avisar como llegaron las verduritas, algunas estupendas y otras no tanto. Comento esto por que realmente nosotros siempre en el momento de cosecha las clasificamos y una vez en el deposito las volvemos a repasar por que en el viaje se pueden dañar.
Pero nosotros tuvimos que tirar mucha verdura al abonero y por eso les comparto esto para que recuerden que si algo No llego en condiciones se repone!! Así podemos reponerlo y seguir en esta sintonía de Ayni, hoy por ti mañana por mi!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *