En el Día mundial de las abejas Slow Food inicia una campaña para salvarlas

El 20 de mayo, el Día mundial de las abejas, Slow Food inicia la campaña internacional Slow Bees, dedicada a la defensa de estos polinizadores y a conseguir una mayor repercusión, alcance y visibilidad de las amenazas a las que se enfrentan actualmente las abejas y otros polinizadores, las plantas y la biodiversidad.

Cerca de un 75 % de los cultivos alimentarios mundiales depende de la polinización animal. Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), hoy en día las especies se enfrentan a unos índices de extinción entre 100 y 1.000 veces más altos de lo normal debido al impacto del ser humano. Con el objetivo de responder a esta devastadora estadística, en el Día mundial de las abejas los activistas de Slow Food plantarán arbustos o árboles orgánicos con floración para procurar una fuente de alimentación limpia para los polinizadores. Esta llamada a la acción de alcance mundial se lanzará en Internet, mediante los hashtags #onetreeforahive  #plantoneforpollinators #slowtreesforbees.

«Somos un grupo diverso de personas que creen que hablar sobre el mundo de las abejas y los polinizadores es la clave para observar, estudiar, evaluar y proteger la biodiversidad, un grupo que además procura abrir la puerta para que los conocimientos tradicionales, antiguos e indígenas sobre las prácticas agrícolas sostenibles sean los protagonistas.

Fuente: SLOWFOOD.COM